lunes, 26 de marzo de 2012

Tus fotos: tu mundo y el mío

EL DÍA EN QUE NOS CONOCIMOS

A todas partes llevabas la cámara de fotos, como si fuera una parte más de tu anatomía. Fotografiabas cualquier cosa, daba igual que fuera un paisaje, como un nube que se parecía a un cohete. Cada fotografía era una diapositiva de tu vida, un momento que viviste solo o conmigo. Decías que yo era tu musa. ¿Te acuerdas cuando nos conocimos? Fue todo tan rápido y raro. La sacaste de repente, sin previo aviso. Me asusté y al principio creí que eras un loco, pero después me di cuenta de que eras un loco del arte, de la fotografía y de la belleza. Yo era tu modelo, a la que pillabas haciendo locuras. 
EL AMOR DE MI VIDA ERES TÚ

Las tardes de verano las pasábamos dando largos paseos por el bosque, buscando lugares donde sacar nuevas fotos. Nuevas perspectivas del mundo, de nuestra realidad. Tus fotos eran un reflejo de tu alma, un alma distinta al resto. Tú eras distinto de el resto de chicos que había conocido. Contigo podía ser yo misma, actuar como era realmente. Me hiciste fuerte y yo te hice fuerte. Somos almas gemelas, mi amor. Somos las piezas de un mismo puzzle. Tus fotos me harán recordar porque te quiero tanto... Te amo mi bello príncipe. Por siempre y para siempre.... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario