viernes, 27 de abril de 2012

La Aurora

La aurora de Nueva York tiene
cuatro columnas de cieno
y un huracán de negras palomas
que chapotean las aguas podridas.
La aurora de Nueva York gime
por las inmensas escaleras
buscando entre las aristas
nardos de angustia dibujada.
La aurora llega y nadie la recibe en su boca
porque allí no hay mañana ni esperanza posible:
A veces las monedas en enjambres furiosos
taladran y devoran abandonados niños.
Los primeros que salen comprenden con sus huesos
que no habrá paraíso ni amores deshojados;
saben que van al cieno de números y leyes, 
a los juegos sin arte, a sudores sin fruto.
La luz es sepultada por cadenas y ruidos
en impúdico reto de ciencia sin raíces.
Por los barrios hay gentes que vacilan insomnes
como recién salidas de un naufragio de sangre.

                                         FEDERICO GARCÍA LORCA 

Poema XX. Pablo Neruda

Puedo escribir los versos más tristes esta noche. 
Escribir, por ejemplo: <<La noche está estrellada,
y tiritan, azules, los astros a los lejos>>.
El viento de la noche gira en el cielo y canta.
Puedo escribir los versos más tristes esta noche
Yo la quise, y a veces ella también me quiso.
En las noches como ésta la tuve entre mis brazos.
La besé tantas veces bajo el cielo infinito
Ella me quiso, a veces yo también la quería
Cómo no haber amado sus grandes ojos fijos.
Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido.
Oír la noche inmensa, más inmensa sin ella.
Y el verso cae al alma como al pasto el rocío.
Qué importa que mi amor no pudiera guardarla.
La noche está estrellada y ella no está conmigo
Eso es todo. A lo lejos alguien canta. A lo lejos.
Mi alma no se contenta con haberla perdido.
Como para acercarla mi mirada la busca.
Mi corazón la busca, y ella no está conmigo.
La misma noche que hace blanquecer los mismos
      árboles.
Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos.
Ya no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise. 
Mi voz buscaba el viento para tocar su oído.
De otro. Será de otro. Como antes de mis besos.
Su voz., su cuerpo claro. Sus ojos infinitos
Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero.
Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido.
Porque en noches como ésta la tuve entre
     mis brazos,
mi alma no se contenta con haberla perdida.
Aunque éste sea el último dolos que ella me causa,
y éstos sean los últimos versos que yo le escribo. 

                                     POEMA XX. VEINTE POEMAS AMOR 
                    Y UNA CANCIÓN DESESPERADA. PABLO NERUDA

domingo, 22 de abril de 2012

BRAINSTORM PART II





Me da rabia pensar que aún no te he olvidado, porque aún sigues anclado en mi corazón... Sigues ahí, como una herida que no cicatriza. Sabes que está ahí porque la sientes abierta, emanando sangre sin cesar. ¿Por qué permaneces aquí? ¿Acaso no me has hecho suficiente daño? Para que me estoy engañando a mí misma... ¡Te quiero maldito idiota!






  La primera vez que te vi estaba sentado en un banco del Central Park, tomando un delicioso café intentando buscar un poco de inspiración, que parecía que se estaba tomando unas vacaciones eternas. Todo era normal, hasta que apareciste tú.
  Eras una linda rosa que había nacido en un mustio jardín. Resplandecías con tu melena oscura, alborotada por la brisa casi veraniega. Tus ojos, grandes e increíblemente azules, eclipsaban la atención de todo aquel que te miraba. Me eclipsaste a mí, con tan solo el vaivén de las ondas de tu pelo. Te paraste muy cerca de donde estaba yo y miraste desconcertada a tu alrededor. Parecías nerviosa, mirando a todos lados como si estuvieras buscando a alguien. Agarrabas tu bolso con fuerza. Permanecí mirándote largo rato, imaginando que era lo que te rondaba por la cabeza. Fue en ese instante cuando sentí una ráfaga de calor inundando todo mi ser. Tú eras lo que me faltaba. Habías aparecido cuando más te necesitaba. Tú eras mi musa. La musa que necesitaba desde hacía muchísimo tiempo. Me levanté del banco donde te estaba esperando desde hacía ya una eternidad. Sin pensarlo dos veces, me acerqué a ti. Me miraste confundida. Te colocaste un mechón de tu melena detrás de la oreja, mirando al suelo con un ligero sonrojo en tus mejillas. Estabas encantadora. Me aclaré la voz y te pregunté tu nombre. Titubeaste, pero al final me miraste a los ojos y respondiste: <<Me llamo Lena... ¿Quién eres tú?>> Mascullé tu nombre. <<Lena... Lena>> Me miraste aún más extrañada, como si estuviera loco o algo por el estilo. Si, estaba loco... Loco por ti... Miraste hacia otro lado. Sostuve tu barbilla y te bese en los labios. No sabía que estaba haciendo, pero me sentí el hombre más feliz de este mundo. Respondiste a mi beso, como si también lo estuvieras esperando. Quizás era eso lo que esperabas. Un beso, tan sólo un beso de un total desconocido. Cuando saboreé tus labios, salí disparado hacia mi pequeño apartamento. Me senté en mi escritorio, frente a mi ordenador y comencé a escribir una historia. La historia de dos personas desconocidas que se encuentran en el Central Park. Dos desconocidos que, guiados por un estúpido impulso, se besan de la misma forma que nos ocurrió a nosotros. Gracias Lena por ser mi musa. Gracias por estar a mi lado, sin estarlo.

jueves, 12 de abril de 2012

La Laguna, ciudad de mis amores

  La Laguna, espléndida de día y de noche. Ciudad misteriosa, situada entre montañas y envuelta por una fina neblina. Las campanas de la Concepción repiquetean sin cesar, banda sonora de la ciudad. Y tú, Cristo lagunero, dormitas en tu santuario y, engalanado y arropado por tus seguidores, recorres las calles de tu ciudad el día de santo escoltado por los fieles militares.
  La Laguna, ciudad de los adelantados, musa de poetas y escritores. Ciudad de callejuelas, de pasadizos y leyenda. Ciudad de misterio, de fantasmas; ciudad de recuerdo.
  La Laguna, ciudad de mil amores, de mil tascas y miles de rincones ocultos. Sigues igual de hermosa que siempre, amada laguna mía. Ciudad de mis amores, conservas tu perfume de juventud. Tus ojos, luceros del alma mía, son tan hermosos como la noche más brillante. Tu boca, dulce mangar de dioses, sigue tan irresistible como siempre. Sigues siendo la joven de la que me enamoré locamente.
  La Laguna, ciudad musa de tantos y tantos poetas, siempre serás la más hermosa entre todas las demás. Siempre serás la estrella más brillante en el firmamento. Yo, tu ferviente seguidor, continuaré recorriendo las suaves curvas de tu cuerpo y hondando en los misterios que se ocultan tras tus murallas. Que el Cristo lagunero te proteja del mismo modo que lo ha hecho durante tanto tiempo. La Laguna, ciudad que me ha visto crecer, sencillamente te amo.

miércoles, 11 de abril de 2012

MÚSICA

¡Adoro la música! De hecho, toco la guitarra desde hace un año. No soy Jimmy Hendrix, pero voy poco a poco. Siempre me ha gustado la música, desde que soy pequeña, y ahora que me pongo a pensar me hubiera gustado tocar el violín. Es un instrumento tan maravilloso, con una melodía tan exquisita que casi puedes tocar las notas en el aire. Cada vez que escucho un violín, se me ponen los pelos de puntos y siento una sensación de libertad, como si flotará en el aire.

Hace unos días que no escribo nada, pero es que me ha sido imposible combinarlo con los estudios pues ahora viene lo verdaderamente fuerte, pero no me desanimo. Sigo adelante, como el compositor que comienza una melodía hasta terminarla, como el escritor que comienza un libro, como el pintor que comienza a combinar los colores en su paleta. Y, al final de progreso, ven su obra y seguramente pensarán: <<Lo mío me ha costado, pero lo he conseguido>> De la misma manera, pienso yo. 



domingo, 8 de abril de 2012

BRAINSTORM

LONDRES, LONDRES.... QUIERO VOLVER A VERTE


LA DANZA ES UNA MANERA MÁS DE SER UNO MISMO. SIGNIFICA SER LIBRE


ME ENCANTARÍA TENER UNA BICICLETA ROSADA Y RECORRER CADA CALLE DE MI CIUDAD, PERO SIEMPRE A TU LADO


NEW YORK... QUIERO PERDERME EN TUS CALLES, OLER TU PERFUME Y SUBIR EN UNO DE TUS TAXIS AMARILLOS


ME GUSTARÍA SER UN PÁJARO PARA RECORRER EL MUNDO ENTERO. SENTIRME LIBRE SURCANDO EL FIRMAMENTO


ME ENCANTA VERTE HACIENDO TONTERÍAS... POR ESO TE QUIERO TANTO



ESA FUE LA PRIMERA VEZ QUE TE VI Y ASÍ DE IMPRESIONADA ME QUEDA




ESCRIBIR ES LA MANERA QUE TENGO DE AISLARME DE ESTE MUNDO EGOÍSTA. TAN SOLO NECESITO MI MÁQUINA DE ESCRIBIR Y MI IMAGINACIÓN


LOS AMIGOS SON LO MÁS GRANDE QUE HAY EN ESTE MUNDO


LA MÚSICA ES UN MUNDO Y YO PERTENEZCO A ESE MUNDO


PARÍS... PARÍS... CIUDAD DEL AMOR... ME ENCANTARÍA IR CONTIGO Y GRITAR JE T'AIME



 ADORO LOS STARBUCKS




¡SENCILLAMENTE TE QUIERO!